De gaffers a grips: una guía sobre quién hace qué en la industria del cine

De gaffers a grips: una guía sobre quién hace qué en la industria del cine



No puede haber un aficionado al cine, casual o comprometido, que no se haya sentado a leer los créditos al final de una película sin pensar, Quién están ¿Toda esta gente? Los mejores chicos, puños, gaffers, operadores de cámara ... los misteriosos roles se despliegan ante nosotros, a veces durante minutos completos al final de blockbusters, toda una enciclopedia de ocupaciones enigmáticas. Y más aún con las series de televisión de larga duración que están definiendo esta era del entretenimiento en pantalla: Peaky Blinders, Game of Thrones, The Crown ... Tantos títulos de trabajos curiosos se enumeran después del elenco que a menudo son (algo groseros) acelerados arriba, pasando rápidamente como si muchos feligreses fueran sacados sin ceremonias de una catedral.



Anuncio publicitario

Como he escrito y hablado sobre cine la mayor parte de mi vida profesional, parecía absurdo que no tuviera claro quién hace exactamente qué hacerlos, y estos últimos meses he estado dando vueltas por los sets de películas y dramas de televisión, esperando para hablar con los miembros de la tripulación en sus momentos libres para obtener más información. Levante sus sillas.

Resulta que un gaffer es un experto en iluminación, que traduce en realidad lo que el director de fotografía imagina, encontrando formas de lograr, digamos, la luz solar perfectamente replicada o el sutil parpadeo de las velas en los rostros de los actores.



Un mejor chico disputa todas las chispas en el set (electricistas), asegurándose de que el maestro tenga la energía eléctrica que necesita. No duerme porque su teléfono suena constantemente con los trabajadores que dicen que no pueden llegar mañana.

Un operador de cámara opera la cámara, obviamente. Sí, pero déjame explicarte. Cuando ves fotografías de una persona en el set manejando la cámara, luciendo intensa y en control, y has asumido que es el director ganador del Oscar, lo más probable es que no lo sea; es el operador de cámara (que nunca gana un Oscar, porque no existe tal categoría de premio). Tienen la cámara atada físicamente a su cuerpo o en sus manos, logrando de hecho lo que el director de fotografía (que también obtiene premios Oscar) ha especificado.

Curiosamente, son los apretones quienes son algunos de los mejores conversadores, a pesar de que su trabajo es tan físico: se aseguran de que la cámara se mueva sin problemas, obsesivamente dejando pistas perfectas sobre el set. Dan Inman, el agarre clave de Peaky Blinders de BBC2, me dice: Lo que me atrajo del trabajo fue que es mucho manejo manual, porque cuando era niño era bastante deportivo. Se trata de levantar, tirar y transportar el kit a la ubicación sobre cualquier tipo de terreno.



Mientras habla, su rostro, quemada por el sol por descuido después de ajetreados días filmando al aire libre en Dudley durante la ola de calor de mayo, se suaviza. Pero luego, con el tiempo, aprendí que no se trata solo de trozos de metal. Hay piezas realmente intrincadas en cada parte del equipo, algunas que tienen que moverse desde tres pulgadas del suelo hasta 60 pies en el aire.

La fascinación por lo que pueden hacer las cámaras y también por lo que los actores logran al otro lado de ellas, y por el esfuerzo grupal involucrado, corre como hilo de seda en cada conversación.

Gary Hymns, un gran renombre, que trabaja en películas de Bond y, más recientemente, en las nuevas películas de Star Wars, también es un corredor de maratones y está completamente absorto en su trabajo.

Al filmar la secuencia de apertura del Día de Muertos de Spectre en la Ciudad de México, estábamos entrando y saliendo de ventanas y cayendo 60 pies con Daniel [Craig], y haciendo que tres tomas parecieran una sola, y no pude dormir la noche anterior. queriendo hacerlo bien.

¿Estaba realmente nervioso? Oh Si , Himnos enfatiza. Su papel fue claramente una actuación coreografiada y muy tensa en sí misma.

Esta profundidad de conexión es algo que veo una y otra vez. Por ejemplo, Ben Turner, el supervisor de efectos visuales de The Crown de Netflix, hizo un trabajo sutil e inteligente para convertir a 100 extras en 30.000 personas en la pantalla de la secuencia de la boda de la princesa Margaret en la próxima segunda temporada. Habló gentilmente con los extras sobre cómo tenían que ondear sus banderas con imaginación, aunque cada figura se reducirá a menos de 1 cm de altura en la escena final.

Jo McLaren es la coordinadora de especialistas en la nueva película de JJ Abrams, Overlord, que se filmará este verano. Una vez se duplicó como Kate Winslet en Titanic, y recuerda cómo se le quemaron las pestañas y las cejas cuando interpretó a una mártir siendo quemada en la hoguera en los momentos iniciales de la película de Cate Blanchett, Elizabeth, una escena que me horrorizó cuando la vi por primera vez. en 1998.

Eso fue una quemadura caliente, admite humildemente con subestimación. Las maquilladoras en ese momento aparentemente lloraron conmocionadas.

Pero quizás lo más memorable es que Sean Savage, operador de cámara de Game of Thrones, a quien conozco mientras empaca el equipo antes de partir para filmar la última serie este verano, de pie con las mangas arremangadas en una habitación llena de lentes, describe la filmación la increíble secuencia de Battle of the Bastards al final de la sexta temporada, donde Jon Snow trepa desde debajo de innumerables muertos y agonizantes.

Savage estaba físicamente dentro de la refriega él mismo, justo en el caos con su cámara, para capturar adecuadamente la sensación de guerra y pánico.

Todos los actores se amontonaban encima de mí, recuerda, en un monólogo desgarrador que ilustra una alegría modesta pero inefable por su propio compromiso y talento. Luego, cuando vi que la oscuridad cubría por completo el rostro de Kit Harrington, le grité que abriera los ojos, que luchara, que se levantara, lo cual hizo. Y se abrió paso a través de los dobles, hacia la libertad.

Anuncio publicitario

Cast and Crew de Quirke estará en Radio 4 el lunes 19 de junio a las 4 p.m.